Buenas áreas de estudio


¡No dejes que agarre los libros, los va a rayar! 

Una costumbre con la que crecimos muchos es la de alejarnos de los sagrados libros que hay en casa y cuyo uso estaba restringido a la supervisión de un adulto, para evitar que los fuéramos a rayar, romper, arrancar sus hojas o hacer un collage con sus bonitas ilustraciones.

No digo que los libros sean para romperse (o no todos) y es importantísimo enseñarles el respeto por ellos a los niños, pero debemos tener mucho cuidado para evitar que en este afán, los libros se vuelvan objetos ajenos y –peor aún- motivo de regaños o molestias. Por eso es importante que sus libros estén a la mano, que ellos los alcancen y los puedan seleccionar y hojear libremente para que sean parte de sus cosas, de su diversión diaria y de esos objetos cercanos que crecerán con ellos. ¡Ni modo! Nosotros tendremos que asumir que uno o dos sean sacrificados en pro de la lectura.

Lo mismo sucede con sus cuadernos, lápices, colores: las tareas, el estudio, el aprendizaje no debe ser cosa ajena sino parte de la diversión. Eso hará un cambio enorme en los hábitos de estudio y lectura de los niños. Procure siempre que eso sea parte de su mundo. Si ponemos a su alcance los juguetes y en cambio los cuadernos y libros en un altar inalcanzable, no pretendamos -cuando sean mayores- cambiar el mensaje, porque el mensaje ya estuvo dado.

En conclusión, contemple en su área de estudio un librero, repisa o anaquel que coloque a los libros a su alcance; una cajonera con sus cuadernos que ella o él mismo puedan abrir y un estuche o lapicera al que también tengan acceso en cualquier momento sin tener que pedir ayuda a un adulto. Dele el mismo espacio que le ha otorgado a los peluches y juguetes. Así el mensaje será completamente otro. Pero tenga cuidado, algunos materiales como pintura o pegamento que pudieran representar un riesgo para ellos sí se deberían guardar en anaqueles de acceso sólo para los mayores y usarlos sólo bajo su supervisión. Tampoco coloque lápices demasiado afilados o tijeras de punta entre sus cosas.

 

 

Post más antiguo Publicación más reciente

RSS